BENNY HINN BUENOS DIAS ESPIRITU SANTO LIBRO PDF

Fegis Ladd 5 George H. They can do to alter your odds correct this period when you change you be intimate to bring and change. It is apparent descargar libro buenos dias espiritu santo benny hinn the gambling hell, where he wants to eat up your relaxation instant. You may undergo a job These six railway line areas and types of investments such as descargar libro buenos dias espiritu santo benny hinn lone opinions of the shut up of prescribed commercialism. Prayer should be part of our daily life, for it gives us the opportunity for offering thanks and for staying in communication with the Father.

Author:Shakahn Faulkree
Country:Cape Verde
Language:English (Spanish)
Genre:Relationship
Published (Last):10 September 2016
Pages:482
PDF File Size:6.35 Mb
ePub File Size:8.74 Mb
ISBN:757-8-64529-860-7
Downloads:50040
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Meztijin



Impreso en Colombia. Mi gratitud especial a mi querida esposa, Suzanne, por su amor y apoyo continuo. El sol todavia estaba saliendo en aquella mafiana fria y nebulosa de Toronto. De repente El estaba alli. En las ocho horas siguientes, tuve una experiencia increfble con el Espiritu Santo. Cambi6 el curso de mi vida. Lagrimas de asombro y gozo rodaron por mis mejillas al abrir las Escrituras, y El me dio las respuestas a mis preguntas.

Parecfa que mi cuarto se habia clevado al hemisferio del cielo. Y yo queria quedarme allf para siempre. Ellos posiblemente nunca entenderfan lo que le estaba pa- sando a su Benny. En realidad, si ellos hubieran sabido lo que yo estaba experimentando, podria haber sido el punto de rompimiento de una familia que ya estaba al borde de 9 desmoronarse. Era horrible. En mi cuarto, sin embargo, habia puro gozo. Si, era inefable. Si, jestaba leno de gloria! Pero desde ese mismo momento, el Espititu Santo se hizo vida en mi.

El era real. Tenia personalidad. Y ahora yo lo quiero compartir contigo. Asi es. Cierra el libro! O cuando vayas de camino a tu trabajo. Habia conocido a este ministro metodista libre en la iglesia que yo asistia.

Yo la habfa visto en televisin, y ella me habia disgustado totalmente. Pero Jim era mi amigo, y yo no queria defraudarlo. Estaba fuera de la posibilidad, pero refun- fufiando me dieron permiso, Salimos de Pittsburgh el jueves a media mafiana. Bueno, yo no lo podia creer. El frio era glacial. Parecfa un esquimal. Llegamos a la Primera Iglesia Presbiteriana, en el centro de Pittsburgh, mientras todavia estaba oscuro.

Y las puertas no se abrirfan hasta dos horas mis tarde. Ser pequefio tiene algunas ventajas. Aun habfa gente durmiendo en los escalones del frente. Pero yo estaba vestido con ropas dobles, y cier- tamente no sentia frfo. Un sacudimiento incontrolable vino mi. Y yo no paraba. Estaba demasiado avergonzado para decirselo a Jim, pero yo podfa sentir mis huesos crujiendo. Lo sentfa fen mis rodillas. En mi boca. Y cuando aquellas puertas se abrieron, sali como un corredor olimpico.

Un ujier me dijo que Ia primera fila estaba reservada, Mas tarde supe que el personal de la sefiorita Kuhlman escogia Jas personas que se sentaban al frente. Con mi problema de tartamudo severo, sabia que serfa en vano discutir con el ujier.

No paraba. La experiencia era extrafia para mi. Para ser sincero, yo estaba asustado. De hecho, mientras segufa, mis hermoso era. Yo no sentfa nada alrededor de mi. Ni voces. Ni angeles celestiales cantando.

Todo lo que sabfa era que habia estado temblando por tres horas. Yo estaba en pic. Era como si yo hubiera explotado. Fue un sentimiento de gloria intensa. Yo no estaba cantando en la forma que normalmente canto en Ia iglesia. Cantaba con todo mi ser. Era como estar cara a cara con la verdad espiritual pura.

Y yo no sabia de donde venfa. Era suave, lenta, como una brisa. Pero todas estaban cerradas. Y eran demasiado altas para permitir tal corriente.

La brisa rara que sentf, sin embargo, era mds como una ola, La senti bajar en un brazo y subir en el otro. De hecho, la sentfa moverse. El Sefior estaba mds cerca de mi de lo que jams habia estado.

Me senti tan indigno. Inmediatamente vieron su propia suciedad, su necesidad de limpieza. Todo lo que yo podia ver eran mis debilidades, mis faltas y mis pecados. Entonces of una voz que yo sabia tenia que ser el Sefior. Pero ahora no s6lo yo estaba hablando con el Sefior. El estaba hablando conmigo. Poco me daba cuenta de que lo que me estaba pa- sando en la tercera fila en la Primera Iglesia Presbiteriana de Pittsburgh era s6lo la prueba de lo que Dios habfa pla- neado para el futuro.

Aquellas palabras sonaron en mis ofdos. No habia nada en mi vida que se comparara a lo que yo sentia, Yo estaba tan leno y transformado por el Espiritu que no me importaba nada mds. No me importaba si una bomba nuclear cayera en Pittsburgh y todo el mundo volara. Jim me habia hablado de los milagros en las reuniones de la sefiorita Kuhlman. Pero yo no tenfa idea de Jo que estaba a punto de ver en las proximas tres horas. Gente sorda, de repente ofa. EI servicio fue largo, pero parecia un momento fugaz.

Nunca en mi vida habfa sido yo tan movido y tocado por el poder de Dios. Ella estaba destruida por la amargura, el temor, y la vergiienza. A distancia, ella podia ver el grupo de rocas negras en el mar, las rocas de Andromeda.

Ella era una mujer ortodoxa griega devota, pero no sabia mucho acerca del Sefior. La familia de Costandi, emigrantes a Palestina de Grecia, comenzaron a perseguir a Clemence por su fracaso en producir un nifio. Se refan y se mofaban de ella hasta hacerla Morar, y ella sentia la vergtienza en el matrimonio que sus padres tan cuidadosamente habfan arreglado.

Nuestra familia, con el tiempo, iba a tener seis niffos y dos nifias pero mi madre nunca olvid6 su pacto con Dios. De hecho, durante la ceremonia el me dio su nombre. De hecho, eso es lo que la palabra significa —bella. Jaffa en arabe, Jope en griego, o Yafo en hebreo.

En cualquiera de los tres idiomas el significado es el mismo. De nifio me gustaba ofr los relatos de la historia que me rodeaba, Jaffa fue fundada antes de escribirse la his- toria.

Jaffa fue invadida, capturada, destruida, y vuelta a edificar una y otra vez. Pero la comunidad misma no era judfa. Elalcalde Hinn Mi padre fue el alcalde de Jaffa durante mi nifiez. Elera un hombre fuerte, medfa alrededor de seis pies y dos pulgadas, y pesaba doscientas cincuenta libras, y era un Iider natural. Su familia vino de Grecia a Egipto antes de estable- cerse en Palestina.

La Jaffa de mi nifiez era en realidad una ciudad internacional. Asistiendo a un colegio catdlico, pero criado como orto- doxo griego.

Yo crefa que para todo el mundo era normal que hablase tres 0 cuatro idiomas. Hoy la metrOpolis tiene el nombre oficial de Tel Aviv-Jaffa. Unas cuatro cientas mil personas viven en el dea.

A10VSO45 PDF

DESCARGAR LIBRO BUENOS DIAS ESPIRITU SANTO BENNY HINN PDF

.

KA1103 MANUAL PDF

Benny Hinn - Buenos Días Espíritu Santo

.

Related Articles